Navigation

Procurador Fiscal del Distrito Nacional (1997-2000)

El 23 de septiembre del año 1997, mediante el decreto presidencial 404-97 el Presidente de la República Leonel Fernández Reyna designó a Francisco Domínguez Britocomo Procurador Fiscal del Distrito Nacional de la República en sustitución del Dr. Guillermo Moreno García.1 Con apenas 31 años de edad, Domínguez se convertiría en el Procurador Fiscal del Distrito Nacional más joven de la historia contemporánea.

Condenas casos destacados. Entre las importantes condenas obtenidas durante su gestión resaltan significativamente aquellas contra los civiles y militares acusados del asesinato del reconocido periodista dominicano Orlando Martínez Howley, sucedido en 1975 durante el gobierno autoritario de Joaquín Balaguer, y aquella para los dos jóvenes acusados del asesinato del adolescente José Rafael Llenas Aybar en el año 1996.

Cambio organizacional. En la Fiscalía del Distrito Nacional, Francisco Domínguez Brito promovió profundas y transcendentales reformas tanto en el aspecto organizacional como en el de la dirección de la investigación criminal a fin de hacer de la entidad una institución moderna, ágil, con procedimientos claros y transparentes. En su periodo de gestión fue creada la unidad administrativa encargada de recibir y gestionar los expedientes, atender e informar al público; a través de ella se simplificaron y automatizaron todos los procesos. Inició el apoderamiento de los tribunales de manera aleatoria por medio de un sorteo automatizado, lo que rompió con una tradición manual y de metodologías no transparentes. Se inició una base de datos y un control efectivo de los detenidos a través de un procedimiento sistematizado para el registro e identificación de éstos mediante la captura de datos biométricos desde el momento en el que ingresaban al sistema judicial. Para estandarizar los procesos y medir el desempeño, se elaboró un manual de funciones y procedimientos de todos los departamentos.

Cambio institucional. A nivel estructural, fueron rediseñados los departamentos que existían. Se adscribieron fiscales adjuntos en las distintas dependencias policiales (estaciones o destacamentos), así como en la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD). De esta forma el Ministerio Público asumía el control de las investigaciones desde el momento mismo en que se tenía conocimiento de la infracción penal, generando una reacción coordinada e inmediata. También se creó y dotó de equipos y personal capacitado el Departamento de Asuntos Internos e Investigaciones Especiales, cuyos fiscales adjuntos estaban encargados de investigar a cualquier funcionario que se viera comprometido ejerciendo sus funciones. De igual manera fue creado el Departamento de Familia y Menores con fiscales adjuntos cuya misión era velar por la protección de los menores y las mujeres víctimas de abuso doméstico. Por otra parte, se creó el 14 de julio de 1998, el Departamento de Propiedad Intelectual encargado de investigar y apoderar ante los tribunales en esta materia.

Finalmente, bajo la dirección de Domínguez Brito, la Fiscalía del Distrito Nacional dio prioridad a un extenso programa de solución alternativa de conflictos. Se procuró con este programa la conciliación entre las partes en los casos en el que el interés público y la seguridad ciudadana no se econtraban comprometidos, poniendo con ello fin al conflicto a través del acuerdo, evitando de esta forma que ingresasen al sistema judicial un sin número de casos menores.

Ir a la barra de herramientas